Redacción– La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) realiza la deportación de 334 personas cubanas que se encuentran en las oficinas centrales, en la Uruca.

La mayoría de estas personas recibieron citación para ser deportados antes del desmantelamiento de la red de tráfico de personas el pasado 10 de noviembre, en el que se detuvo a 12 costarricenses sospechosos.

Este jueves a las 7:00pm  se han enviado a Peñas Blancas 44 personas de nacionalidad cubana. El resto será enviado en las próximas horas.

Los extranjeros han recibido atención por parte de la DGME, organizaciones sin fines de lucro como la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Iglesia del Espíritu Santos han colaborado entregando alimentación y ofreciendo hospedaje a las familias cubanas en San José. En Paso Canoas, la Cruz Roja ha dado apoyo logístico.

Con motivo de la desarticulación de la red de tráfico de personas, la DGME decidió suspender momentáneamente la entrega de citaciones en Paso Canoas, específicamente a las 1.001 cien personas cubanas ubicadas en ese puesto migratorio.

La situación migratoria de las y los ciudadanos cubanos ubicados en Paso Canoas ha sido informada a las autoridades migratorias panameñas, en vista que provienen de su territorio.