San José – Un total de 390 personas dejaron de fumar, durante el último año, gracias al apoyo que recibieron en las clínicas de cesación que existen en los establecimientos de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según explicó Luis Bernardo Sáenz Delgado, director ejecutivo del Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del Cáncer de la CCSS, durante el último año, 473 personas participaron de las clínicas, de esas el 82% dejó de fumar gracias al acompañamiento interdisciplinario brindado por los funcionarios de la institución.

Las clínicas de cesación de la CCSS incluyen varias actividades como consulta individual, talleres grupales, charlas para el cese de fumado y actividades de seguimiento, divididas –por lo general- en sesiones semanales que se extienden a lo largo de ocho a nueve semanas.

El funcionario comentó que del total de personas que dejaron de fumar, 220 personas lograron dejar la adicción al tabaco sin necesidad de requerir medicamentos.