Redacción- 600 cubanos bloquean la carretera Interamericana Sur del lado costarricense, en el puesto  fronterizo de Peñas Blancas, frontera con Panamá, exigiendo un salvoconducto para seguir su ruta a Estados Unidos.

La Dirección Nacional de Migración y Extranjería les cerró la ruta migratoria a los cubanos desde ayer pues pasaban las fronteras de forma ilegal.

Este jueves, 334 foráneos llegaron a la sede central de esa entidad, en La Uruca, para que los deporten a Nicaragua y poder seguir rumbo a su destino.

También otros 600 cubanos están en la frontera con Panamá intentando ingresar a Costa Rica.