San José – El primer año de gestión de los diputados de la Asamblea Legislativa, es decir, 2014-2015, ha sido el peor desde el año 1990.

Ha sido la menos productiva desde hace 25 años, pues solo 47 leyes fueron aprobadas en el período, cifra por debajo a las 73 aprobadas en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, la segunda más baja.

Así se desprende del Vigésimo primer Informe del Estado de la Nación, el cual analiza profundamente la gestión legislativa de nuestro país.

Asimismo, de las 47 leyes que aprobaron los 57 diputados de esta administración,  solo 9 involucran proyectos relacionados directamente al desarrollo humano, es decir, que afecten a la población costarricense.

Ante esto, solo un 20% de los proyectos discutidos y aprobados se relacionan de forma directa con el desarrollo de los ciudadanos.

Por otro lado, según el informe, el 91% de los proyectos de ley calificados como prioritarios por diversos sectores sociales, empresariales y políticos no fueron atendidos entre el 2014 y el 2015.

El diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Rolando González Ulloa, está de acuerdo con la cuantificación de los proyectos de ley que hace el Estado de la Nación y responsabiliza la ineficiencia del Congreso al actuar del Poder Ejecutivo.

«Responsabilizo de manera directa al gobierno del PAC porque durante el primer año fueron absolutamente incapaces de coordinar con la Asamblea Legislativa algo que fuera compatible con su visión estratégico porque no la han tenido», comentó González.

El diputado verdiblanco achacó la responsabilidad al gobierno, porque, según él, la agenda del primer año de gestión debe ser coordinada por el Ejecutivo.

Por su parte, el diputado y jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Marco Vinicio Redondo, justificó que las pocas leyes aprobadas son de calidad, por lo que no debe medirse la Asamblea Legislativa por cantidad.

«En esta situación es importante conocer algo que genera gran diferencia entre este período y los demás: esta es la Asamblea Legislativa más fragmentada y más diversa. Los acuerdos antes se hacían entre dos partidos y ahora hay que hacerlos entre nueve», afirmó el legislador oficialista.

«BURBUJA DE CRISTAL OPACADA»

El presidente de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, afirmó que la Asamblea Legislativa es una «burbuja de cristal opacada», ante los únicos nueve proyectos de los 47 que involucran directamente a la población.

De igual forma, Vargas comentó que esa ineficiencia del Congreso afecta directamente la labor del presidente Luis Guillermo Solís.

«Lo que hay son dificultades en el diálogo político en escenarios de fragmentación político-partidaria. La inoperancia gubernamental choca con la fragmentación política, pues no se sabe con quién negociar», aseguró Vargas.