-Redacción- Un hombre armado disparó el viernes en una clínica de control natal en Colorado Springs, Estados Unidos, donde hirió a varias personas y se enfrentó a tiros con la policía mientras pacientes y personal se escondían detrás de mesas y evitaban el fuego cruzado.

Por lo menos nueve personas fueron llevadas a diversos hospitales de la zona en medio de la balacera que prolonga por varias horas.

El supuesto atacante además plantó «objetos» indeterminados afuera del edificio y metió consigo bolsas, señaló la teniente de la policía Catherine Buckley.

Las autoridades planean investigar los objetos una vez que la escena esté estabilizada «para asegurarse de que no se trata de dispositivos improvisados», apuntaron.

Casi cinco horas después del primer reporte de disparos, las autoridades dijeron que el atacante aún no estaba bajo custodia y que un número desconocido de personas fueron evacuadas.

Tres agentes fueron heridos tras acudir al lugar alrededor del mediodía después de los primeros reportes de disparos, dijeron las autoridades.

Más de dos horas después, el atacante lesionó a un cuarto agente en otro intercambio de fuego con la policía dentro de la clínica, señaló Buckley.

La policía no logra establecer contacto con el atacante y no sabe si existe algún rehén. Las autoridades dijeron desconocer los motivos del atacante o si éste tenía alguna relación con Planned Parenthood, una organización de clínicas comunitarias que proporcionan información y asistencia para el control de la natalidad y el aborto así como enfermedades de transmisión sexual.

Noticia en desarrollo.