Redacción- Tras una investigación desarrollada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y agentes de la Policía de Panamá, se logró detener a cinco hombres,  quienes –aparentemente- se dedicaban a la comercialización de armas de fuego y municiones.

La ilegal mercancía se vendía en comercios en la zona fronteriza de Paso Canoas.

“Se logró el decomiso de 35671 municiones de diferentes calibres. Los detenidos fueron pasados con un informe al Ministerio Público para determinar su situación jurídica”, detallaron en el OIJ.

La investigación referente a estos hechos inició en setiembre anterior,  como parte de los enlaces que se mantienen gracias al marco de la Operación Regional contra el Tráfico de armas de fuego.