Redacción- El próximo lunes 30 de noviembre, las oficinas centrales de la Caja Costarricense de Seguro Social se convertirán en un centro de donación sanguínea, en virtud de los aires navideños.

El Banco Nacional de Sangre solicita el apoyo para contar con las reservas necesarias de este líquido para atender las necesidades de los establecimientos de salud, en momentos en que los donadores tienden a disminuir.

La jornada de donación, que se realizará a partir de las 8 de la mañana y hasta las 12 medio día, será atendida por un equipos de profesionales y técnicos de esa dependencia institucional.

“La necesidad siempre está, todos los grupos sanguíneos son necesarios, tanto para contar con reservas como para el uso diario de glóbulos rojos y plaquetas. Requerimos por día entre 100 y 120 donadores y en este año se ha dado un descenso en la donación», comentó la doctora Melissa Zapata, directora del Banco Nacional de Sangre.