Redacción– Entre el 19 de agosto y el 30 de setiembre pasados, los infractores a la Ley de Tránsito, a quienes se les decomisó su vehículo, han pagado ¢7.605.474 tanto por acarreo del vehículo entre el punto de decomiso y un patio de almacenaje, como por custodia, que es el tiempo en días que permanece el automotor bajo la vigilancia del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

Según detalló el Director Jurídico del Consejo de Seguridad Vial, Lic. Carlos Rivas, la Ley de Tránsito N. 9078, que rige desde el 26 de octubre del 2012, autoriza a la Institución para cobrarle a los dueños registrales de los vehículos decomisados estos rubros.

El pasado 19 de agosto se publicó y comenzó a regir de inmediato el reglamento que define los montos a cobrar. Durante los 13 días que rigió el reglamento en agosto, los infractores pagaron ¢239.924,49 por concepto de acarreos y ¢306.672,81 por custodia. Para el mes de setiembre, los montos se elevaron, al sumarse los 30 días de todo el mes.

En acarreo se pagaron ¢3.984.339,28 y por custodia ¢3.072.538,01. En estos 43 días, en consecuencia, citó Rivas, se han recaudado ¢4.226.339,77 por acarreos y ¢3.379.210,01 por custodias.

Los datos de octubre todavía no están disponibles. Esto dineros son utilizados por el Consejo de Seguridad Vial para soportar el servicio de custodia de los automotores y los remantes para apoyar la labor de la Policía de Tránsito, así como las labores de la Dirección General de Educación Vial y de la Dirección General de Ingeniería de Tránsito.

Asimismo, los fondos se destinan a importantes labores como las campañas en materia de seguridad vial que realiza la institución.