Redacción- Las autoridades costarricenses desplegaron un operativo humanitario para atender a más de 1200 personas de origen cubano en tránsito hacia el norte. Por el momento se han atendido 450 cubanos, quienes pretenden llegar a Estados Unidos.

Estos foráneos quedaron desamparados en Costa Rica, cuando la Policía de Migración desarticuló una banda de coyotes.  Ante la negativa de Nicaragua de aceptar a este grupo de personas, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) activó los Comités Municipales de Emergencia de Liberia y La Cruz, así como al Comité Regional de Emergencias que coordinan todas las operaciones desde las oficinas del Cuerpo de Bomberos de La Cruz.

https://youtu.be/xC2TJuBIutM

La CNE suministró alimentación, albergue, cobija, espumas y coordinó con las entidades de salud la atención médica, de acuerdo con el departamento de comunicación de Casa Presidencial.

Además, se habilitaron dos albergues para garantizar la alimentación, atención sanitaria y seguridad: uno en el Centro Pastoral de La Cruz con 80 personas y en el Colegio Nocturno con 370 personas en el cantón de la Cruz. También, se previó albergues en otros sitios aledaños para garantizar su protección debido a que cerca de 800 cubanos permanecen en el puesto migratorio de Peñas Blancas.

Los cubanos se mostraron agradecidos con el gobierno costarricense por la atención que han recibido durante la estadía en este país. Dijeron que les han dado alimentación y han podido pasar la noche en un lugar seco y seguro.