San José – Las promociones de compras por internet en el Viernes Negro enamoran a cualquier costarricense que desea un producto o cualquier artículo.

No obstante, los consumidores deben tener muy presente que el precio que pagó en el sitio electrónico no será el mismo que deberá pagar cuando lo retire en las aduanas.

De acuerdo con Juan Carlos Obando, Director Comercial de GV Express, los precios de los productos que se traen de otros países se determinan por medio del valor SIF (Costo – flete – seguro), es decir, el costo del producto, el transporte -vía aérea o marítima – y el seguro que la aduana costarricense cobra por ello.

«Por ejemplo, un edredón que costó $10. Ese producto será enviado en una caja, es decir, todo tendrá un peso de alrededor de 30 libras. Con base en ese peso, se calcula el valor del transporte del producto, por lo que podría concluirse que el transporte costaría alrededor de $60. Ya el producto va costando ahí $70, a ello se le suma el costo del seguro y podría terminar en $80. Con base en este último valor se calculan los impuestos de aduanas que son de un 30%, por lo tanto, el precio quedaría en alrededor de $100», explicó Obando.

Ante esto, un producto que pudo haber costado 10 dólares terminaría costando un aproximado de 100 dólares, 10 veces más que el precio original.

Asimismo, el experto indicó que Aduanas ya tiene una lista de tasas de impuestos para gran cantidad de productos, los cuales los consumidores deben tener en cuenta, como es el caso de los televisores o consolas de vídeo juegos, los cuales tienen impuestos de un 50 y 55% respectivamente.