Redacción- La Intendencia de Energía de la ARESEP aprobó un aumento muy inferior al solicitado por la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, pues excluyó costos que no están asociados con el servicio de electricidad o que no están debidamente justificados.

Parte de los recortes decretados por la Intendencia de Energía se refieren a la no inclusión del costo que tienen los proyectos Balsa Inferior y Eólico Valle Central que ascienden la suma aproximadamente ¢169 000 millones, por cuanto se determinó que dichos costos no se encuentran debidamente justificados y además la información de respaldo prestó inconsistencias.

Según valoraciones preliminares, el costo del proyecto Balsa Inferior pudo haber sido 173% mayor al estimado en la etapa de factibilidad; y en el caso del proyecto Eólico Valle Central su costo pudo haber sido 153% mayor; situación que preocupa a la Intendencia de Energía y razón por la cual, adicionalmente, ordenó una investigación que permita clarificar las inconsistencias encontradas.

Por otro lado, se excluyó del cálculo de las tarifas ¢ 4 183 millones relacionados con gastos derivados de la convención colectiva.

Otro rubro fue el gasto por publicidad empresarial. A criterio de esa Intendencia, el gasto en campañas publicitarias sobre la gestión de la compañía no está relacionado con la prestación del servicio público, y por lo tanto recortó un monto de ¢ 349,95 millones que tampoco debe ser cargado a los usuarios del servicio de electricidad.

En este contexto, el ajuste aprobado a la CNFL resultó ser de 18,6%, significativamente inferior al 35% que había solicitado, el cual se aplicará por un período de 12 meses (del 1 de enero al 31 de diciembre de 2016).