Redacción- La Fuerza Pública evitó que un hombre, en aparente estado de ebriedad, escapara con una ambulancia de la Cruz Roja.

El incidente se registró al costado oeste del Cementerio General del cantón Central de Cartago, donde se detuvo a un hombre de apellido Gamboa, quien presentaba un fuerte olor a licor.

Así lo confirmó el subjefe de la Fuerza Pública local, Erick Calderón, quien precisó que el hombre solo pudo avanzar 300 metros con la ambulancia pues «se le interceptó casi de inmediato».

Se desconocen los motivos por los que Gamboa decidió subir a la ambulancia para conducirla sin ningún permiso, mientras los paramédicos atendían a un paciente en una casa cercana.

La Fuerza Pública también detuvo a otro hombre de apellido Guzmán (al parecer sobrino de Gamboa) quien seguía a la ambulancia en un auto particular.

El caso fue remitido a la Fiscalía de Flagrancia de Cartago.