Redacción-Horas después de que al menos 129 personas murieran asesinadas tras los atentados del viernes 13 en París,  el candidato republicano  por la presidencia de Estados Unidos,  Donald Trump, se refirió al sangriento hecho defendiendo la comercialización de armas.

Trump indicó que el exceso de leyes que complica la comercialización de armas solo genera que los buenos no las puedan comprar, porque los malos siempre las consiguen, así que entre más armas más se podría evitar estos ataques.

“Mira París, las leyes contra las armas más duras del mundo. Nadie tenía armas excepto los malos. Nadie. Nadie tenía armas. Y los dispararon uno por uno. Al final, entraron, hubo un tiroteo y mataron a los terroristas. Puedes decir lo que quieras, pero si hubieran tenido armas, si los nuestros pudieran llevar armas…”, la gente empezó a aplaudir, “…la situación habría sido muy, muy diferente», concluyó el aspirante a la presidencia de Estados Unidos.

En Estados Unidos son asesinadas más de 10.000 personas al año por arma de fuego. Es decir, el mismo número de víctimas de los atentados de París cada cinco días.