Redacción – Este martes las selecciones de Alemania y Holanda tenían una cita en Hannover para enfrentase en un partido amistoso que fue suspendido por un posible atentado terrorista que podría afectar el estadio donde se llevaría a cabo el encuentro.

Los aficionados que se hicieron presentes ya fueron debidamente evacuados por las autoridades. El organismo alemán encargado de la seguridad alegó que a suspensión se debe a motivos de seguridad.

Previo al inicio del encuentro en suelo alemán, se ubicó un objeto sospechoso que alertó a la seguridad y aficionados.

Cabe destacar que algunos miembros del gobierno alemán tenían la intención de asistir al compromiso.