San José – Las críticas por la iniciativa del Banco de Costa Rica (BCR) de desarrollar una banca exclusiva para mujeres no cesan.

Banca Kristal  ofrece tasas de interés en las tarjetas de crédito muy superiores a las que se ofrecen en una sucursal común y corriente.

Mientras que en una sucursal normal del BCR esas tasas rondan entre el 20 y 22% de tasa de interés, Kristal las ofrece con hasta 36%.

Con esa amplia brecha económica y ante las consultas sobre si es discriminatorio, las autoridades del BCR alegan que se debe a estudios que indican que esa tasa responde a factores competitivos.

«Kristal responde a una estrategia comercial, de segmentación y especialización. Responde a estudios estructurados que hemos venido haciendo desde hace tiempo. Hemos reconocido claramente con base en nuestros estudios y las conductas la dependencia de consumo de las mujeres en temas de educación. De cara al mercado es una tasa muy competitiva», dijo Kattia Morales, Gerente de Relaciones Corporativas del BCR.

Actualmente hay un proyecto de ley que establecería la «tasa de usura general», que se basa en interponer un tope de las tasas de interés, el cual sería de aproximadamente 19%. Si esa tasa está por arriba de ese tope, se acusaría al comerciante de usura.

Ante las consultas de AMPrensa.com a Morales sobre si tomaron en cuenta esta iniciativa -que es apoyada por el gobierno-, la funcionaria se declaró incompetente y afirmó desconocer el tema.

20151129122214Por otra parte, cientos de hombres y mujeres insisten en lo sexista y discriminatorio que es esta iniciativa. Ayer hubo nuevamente una polémica por una foto donde se muestra que los carros de Kristal son marca VolksWagen de color rosados.

Por si fuera poco, parte de las actividades de inauguración de esa iniciativa es establecer espacios de manicure en diferentes sucursales. Tal es el caso del City Mall, donde esta tarde mujeres recibieron gratis por parte de Kristal, tratamientos de belleza en sus manos.

DIPUTADOS REACCIONAN

Algunos diputados del Congreso han criticado fuertemente esta iniciativa. El legislador del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, afirmó que los bancos deben apoyar a las mujeres y a todas las personas, invirtiendo para convertirlas en sujetos de crédito.

«No entendemos cuál es el objetivo del Banco de Costa Rica con Banca Kristal. Nos parece que estereotipa a la mujer», aseguró el legislador socialcristiano.

Por su parte, el diputado oficialista Ottón Solís también criticó el proyecto.

«No me parece correcto. Es crear discriminación. Tener un color especial y ponerle cristal que refleja debilidad, me parece una estrategia un poco demagógica a un costo de 10 millones de dólares. Eso es menospreciar a la mujer», señaló Solís.