El comediante falleció el 28 de noviembre del año anterior.

Redacción – Chespirito, fenómeno que creó Roberto Gómez Bolaños  -quien murió hace un año – y uno de los personajes de comedia más conocidos del continente, es el centro de un floreciente negocio que se mantiene de la popularidad de su creador.

A un año de la muerte del actor, fallecido un 28 de noviembre, la marca asociada con su nombre incluye, entre otros, una serie animada de televisión, juguetes, un videojuego, canciones, ropa, zapatos, mochilas y calendarios.

También, por supuesto, DVD con sus programas y películas así como las regalías por la retransmisión de los programas que Gómez Bolaños grabó en vida.

En 2012 la revista Forbes publicó que, desde el fin de la producción del programa en 1995, el grupo creado por Chespirito había obtenido ganancias por unos 1.700 millones de dólares.

Tras la muerte del actor algunos medios mexicanos señalaron que su patrimonio era de entre US$15 y US$50 millones.