Redacción- Luego de 30 años de sequía de títulos, los Reales de Kansas City lograron coronarse como campeones de la Serie Mundial de Baseball y su afición les reconoció el esfuerzo realizado con un impresionante recibimiento al que asistieron más de medio millón de personas a celebrar por las calles de Power & Light District, Kansas.

Las personas invadieron las calles del centro de Kansas con pancartas, banderas y mostrar así el apoyo que le brindan al equipo, a pesar de que los últimos 30 años fueron malos para los Reales.

Los jugadores de los de Kansas desfilaron en camionetas, mientras en los alrededores eran rodeados por miles de personas que estallaron de euforia; euforia que no vivían desde 1985.

Vea a continuación las impresionantes imágenes que dejó este desfile: