Redacción-  Se imagina vivir en el último piso de un edificio y ver árboles fuera de su balcón; esto es posible gracias a un proyecto ecológico de un arquitecto amante de la naturaleza.

Stefano  Boeri es el ingenioso  arquitecto, amante de los proyectos ecológicos que se dio a la tarea de plasmar naturaleza en cada piso, tanto fuera como dentro de sus edificios.

Las increíbles imágenes muestran cómo los árboles son subido a cada balcón de los apartamentos.

Este amigo del medio ambiente trabaja en un proyecto que consiste en construir un edificio de apartamentos de 117 metros de altura en Lausanne, Suiza, que será el primer edificio del mundo en estar cubierto de árboles perennes.