• Menor fue operado tras fallo de la Sala Constitucional que obligo al centro médico

San José- El niño, Josué Hernández,  fue el primer paciente que recibe un trasplante tras el cierre de esta área hace dos meses en el Hospital Nacional de Niños.

El menor enfrenta por segunda vez esta delicada si cirugía, ya que la anterior no dio resultados.

El sábado pasado, el niño ingreso al quirófano, en un delicado estado de salud, tras la espera de un riñón. La intervención duró 11 horas.

De acuerdo con la oficina de prensa del centro médico, Josué está en recuperación, pero estable.

Las autoridades no darán más detalles, hasta el martes ya que planean una rueda de prensa.

El donante del riñón del menor es un guanacasteco que ingreso el jueves anterior al Hospital México.

Josué no solo se ha enfrentado a sus padecimientos de salud, pues por distintas situaciones, en el Hospital de Niños no lo operaban, lo cual se dio hasta un fallo de los magistrados de la Sala Constitucional que obligó a realizar el procedimiento, pues el niño no estaba en condiciones para ser operado fuera del país.