San José – La presidenta ejecutiva de RECOPE, Sara Salazar, interpuso una acción de inconstitucionalidad contra el artículo 107 de la convención colectiva de la institución.

Ese artículo ha generado polémica en los últimos días porque faculta a los empleados de las institución a hacer fiestas millonarias con cargo al precio de los combustibles.

Salazar argumentó que  la cláusula en cuestión es contraria a los principios de razonabilidad, proporcionalidad y uso eficiente de los fondos públicos, así como a los artículos 11 y 50 de la Constitución Política.
Además, alegó que este beneficio resulta “irrazonable y desproporcional” al obligar al Estado a destinar importantes sumas de dinero sin que exista una razón objetiva que justifique la erogación.
Con la cláusula impugnada, se permite un uso inadecuado de recursos de RECOPE, estableciendo un privilegio carente de justificación, irrazonable y lesivo del Erario Público.
La jerarca pretende que la Sala IV dicte una medida cautelar para suspender la aplicación del artículo 107, hasta tanto no se resuelva esta acción.