Redacción- Mientras que en Costa Rica se liberarán 1000 reos este diciembre, en Estados Unidos  se les cobra a los prisioneros por estar en prisión.

Se le conoce como «pago por estadía» y es un método muy usual en cárceles del país norteamericano.

Para los que constantemente entran y salen de las cárceles y calabozos, primordialmente a quienes tienen problemas de adicción, puede llevarlos a contraer una deuda considerable.

Las deudas de los prisioneros vienen de la tarifa diaria del «pago por estadía» que se les contabilizan las cárceles locales. Les cobran 50 dólares por cada día que pasan ahí, más otros 100 dólares de comisión por reserva.

El funcionamiento es casi como el de un hotel donde se registran y reciben la factura al irse.

Por otro lado, en Costa Rica mantener un privado de libertad en prisión preventiva por un mes tiene un costo de alrededor de 900 mil colones, monto que sale del bolsillo de todos los costarricenses.