Redacción- El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), ha venido realizando las diligencias para establecer una contratación administrativa con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para que esta última continúe realizando las tomas de muestras para alcoholemia de los conductores que se sospecha manejan bajo la influencia del alcohol.

En mayo anterior cuando la Caja Costarricense del Seguro Social aprobó la solicitud de prórroga realizada por el MOPT, determinó que esta sería hasta que se formalizara la contratación para pagar regularmente estos servicios.

Sebastián Urbina, Viceministro de Transportes y Seguridad Vial, explicó que la semana anterior se publicó un Decreto Ejecutivo con el que se da contenido presupuestario a la partida con la que el MOPT cancelará a la CCSS los servicios prestados y las pruebas que se realicen en adelante.

REFORMA LEGAL

El Viceministro agregó que desde mayo anterior se presentó ante la Asamblea Legislativa una reforma a varios artículos de la Ley de Tránsito, entre ellos el artículo 208, el cual provee la posibilidad que en caso que la prueba de alcohol sea positiva, se realice una segunda prueba de contraste. Esto no significa que el MOPT va a renunciar a los controles en carretera, ni a sancionar a quienes conducen bajo los efectos del alcohol. 04