Redacción- Keylor Navas no será de la partida cuando el Real Madrid visite este sábado el Sánchez Pizjuán, casa del Sevilla.

El arquero nacional, estrella del conjunto blanco, continúa con sus molestias musculares en su pierna derecha, específicamente en el aductor, dolencias que no le permitieron participar en el juego de Liga ante Las Palmas.

El guardameta nacional no entrenó esta mañana con todo el grupo, trabajó en la parte interior del complejo madridista con fisioterapeutas. De cualquier manera su recuperación no está para el sábado, por lo que Kiko Casilla tomaría su lugar.

Navas busca no comprometer su participación en el clásico, por lo que no se arriesgará al portero en Sevilla.