Redacción-Las prestigiosas marcas de vehículos lujosos Audi y Porsche también sería parte de uno de los mayores escándalos automovilísticos, al generar contaminantes por encima de lo permitido y alterar las computadoras de los carros para que los parámetros no fuesen descubiertos; como sucedió tres semanas atrás con Volkswagen.

Así lo revelan datos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos que mencionan que las compañías engañaron todos los sistemas de revisión.

El veloz 4×4 Porsche Cayenne 2015, los modelo  de Audi A7, A6 y A8 -todos versiones diésel-, serían los estilos que infringen la ley.

En cuanto las versiones de Audi desde el 2009 se encuentran con aparentes irregularidades. Por su parte los automotores Porsche solo presentan estas graves alteraciones con sus versiones full, según el informe.

Tal análisis despierta alerta en los poderosos fabricantes, no solo por las demandas millonarias, pues se podrían dar caídas en la cotización de acciones, como actualmente sucede con la Volkswagen que ya informó que sufre una situación delicada con su ingresos tras la revelación de farsa que presentaron cientos de sus  vehículos