Redacción – El que era el plan B para los alajuelenses, se ha convertido en el primero en la lista para lanzar penales.

En apariencia, tres goles en campeonatos nacionales son suficientes para ser la única opción en los lanzamientos desde los 11 pasos.

Por orden de su entrenador, Hernán Torres, el guardameta manudo sería el responsable de los tiros desde el punto de penal, y este domingo, Quesada tenía una gran responsabilidad ya que su equipo perdía 0 – 2 en su propio estadio.

¿Es Alfonso Quesada la única opción disponible entre 11 jugadores? Todo indica que así es. De los otros 10 parece que ninguno era capaz de cobrar la pena máxima, por lo que el guardameta – que anotó por última vez en el 2009 – fue el que tuvo en sus pies la oportunidad manuda de meterse en el partido, misma que desperdició.

Un defensa (Kenner Gutiérrez), y el portero son los llamados a tirar penales, por encima de delanteros goleadores o cualquier otro mediocampista con más experiencia en materia de anotar de penal.