Redacción- El presidente Luis Guillermo Solís se reunirá a la 11:00 de la mañana con el canciller de la República, Manuel González,  el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro y a la directora de Migración y Extranjería, Kattia Rodríguez,  para analizar la situación de centenas de cubanos que se encuentran en la frontera con Nicaragua, en Peñas Blancas.

Desde el pasado martes, este grupo de 1800 foráneos quedaron retenidos en suelo nacional, luego de que las autoridades nacionales desmantelaran una red de tráfico de personas que les había cobrado para llevarlos a Estados Unidos.

Nicaragua cerró sus fronteras  por medio del ejército, evitando que los cubanos pasaran a su territorio.

Esta situación es  atendida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la Dirección de Migración, para garantizar sus derechos humanos e integridad.

El Canciller de la República mantiene conversaciones con sus homólogos de la región, para buscar soluciones, ante la inminencia de que el cierre de las fronteras dejaría a estos migrantes en las manos de redes que se dedican al tráfico de personas.

“Es inaceptable que una situación humanitaria, como la que estamos atendiendo pueda derivar en situaciones que son violatorias del bienestar de las personas migrantes, tal como establecen los convenios internacionales”, puntualizó el Ministro Manuel González Sanz.