Imagen con fines ilustrativos.

Redacción- La afectación de miles  de usuarios del servicio del tren entre Heredia y Tibás, en ambos sentidos, continuará. Esto tras un deslave en las cercanías de la vía férrea, lo cual paralizó el transporte.

Según las autoridades del Incofer,  construir un muro de contención y otros trabajos que garanticen la seguridad del tren cuando pase por la zona costará 30 millones de colones.

Las obras tardarían unos 10 días, si en el lugar no continúa lloviendo,  por lo tanto, en el Incofer añaden que hasta el miércoles o jueves de la próxima semana se volvería a habilitar el servicio.

Se estima que 6000 personas utilizan este tren de manera diaria y son  afectadas tras la situación que se presentó en las cercanías del paso por el río Virilla.