Redacción- La Caja Costarricense de Seguro Social, explica lo que sucede en el cuerpo humano tiempo después de dejar de fumar.

En tan solo 20 minutos después de dejar el cigarrillo, la presión arterial y el ritmo cardíaco comienza a normalizarse.

Ocho horas después el nivel de nicotina y monóxido de carbono en la sangre se reduce a la mitad y generalmente el oxigeno se normaliza.

El riesgo de infarto de miocardio y la mucosidad en los pulmones disminuye notoriamente en el cuerpo después de 24 horas libres de nicotina.

Dos días después de no volver a fumar la capacidad de saborear y oler regresa. Un día después de esto, es decir, a los tres días aumenta la capacidad pulmonar, se reduce la tos y se le da una sensación de bienestar al cuerpo.

Cada persona que toma la decisión de no volver a fumar puede estar consiente de que su salud mejorará considerablemente. La circulación de la sangre se recupera a los 15 días y la dependencia a la nicotina desaparece.

Deben pasar entre tres y seis meses para que la capacidad de resistencia a las infecciones mejore, con un estilo de vida normal a la de cualquier otra personas.