Redacción-La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) aprobó una nueva rebaja en el servicio de taxis formales -conocidos como los taxis rojos-, la cual va desde un 3% hasta un 20%,  de acuerdo a la zona y los kilómetros.

Tal medida se da con la oposición de los taxistas, quienes indican que sus costos operativos se han encarecido y no se pueden basar únicamente en el precio de los combustibles; por ello,  analizan realizar manifestaciones en las calles nacionales.

Ante la disminución, los usuarios pagarán ¢20 menos por el primer kilómetro y  también se ahorrarán ¢25 por cada kilómetro adicional.

El banderazo pasará de ¢645 a ¢600;  para el servicio rural quedó establecida la misma disminución en la salida,  y en el caso de los kilómetros adicionales,  el costo bajará de ¢785 a ¢625.

La  disminución se argumentó en la caída del precio de los combustibles principalmente y la estabilidad del dólar en correlación al colón.