-San José- Las recientes denuncias del uso de fondos públicos para pagar fiestas millonarias a empleado, generó un gran número de reacciones por parte de los costarricenses.

Entre los reproches de los ticos, figuran la negación de pagar impuestos para que unos pocos los gasten en camarones, tamlaes, vinos, toros mecánicos, lomito, gordon blue entre otras exquisiteces.

comentario1

Tomado del Facebook de amprensa.com
Tomado del Facebook de amprensa.com

Para algunos sociologos, la coyuntura actual del país, donde el desempleo golpea a un sector importante de la población y la situación económica no es del todo favorable, genera una especie de repudio generalizado una vez que se dan a conocer este tipo de hechos.

Al menos, ese es el criterio del sociólogo Byron Barillas.

Para el también sociólogo José Carlos Chinchilla, no se puede generalizar como una conducta inapropiada el derecho a que los empleados públicos puedan tener una celebración.

Sin embargo, tampoco puede permitirse que este tipo de actividades sirvan para efectuar derroches de fondos públicos.

En lo que están de acuerdo los 2 expertos es que las redes sociales se convirtieron en la válvula de escape para muchos sectores con el fin de tener espacio donde exponer sus puntos de vista.