Redacción-Mediante un control en carretera, la Policía Fiscal detuvo un carro  oficial del Ministerio de Trabajo, en el cual se trasportaba una cantidad de licor contrabandeado.

La intervención de las autoridades se dio en Buenos Aires de Puntarenas, en  la zona conocida como Abrojo.

Los oficiales incautaron 10 botellas  de licor, las cuales fueron  compradas de manera clandestina del lado panameño, según confirmó Irving Malespín, director de la Policía de Control Físcal.

Malespín detalló que en el carro viajaban  el chofer del Ministro Víctor Morales, un funcionario de comunicación y un asesor.

Oficiales de la Policía Físcal se encuentran en la zona levantando el parte correspondiente para remitir el caso al Ministerio Público, pues se trata de un aparente delito de peculado.