Redacción- Repentinamente,  el cantante Luis Miguel entregó su micrófono y dijo no puedo más durante un concierto en México, en el Auditorio Nacional. Acción que le ha generado grandes críticas por sus seguidores, que lo señalan como irrespetuoso.

Los representantes revelaron que el cantante presentaba taquicardia y problemas de salud, por esto él tomó la repentina acción. Sin embargo, Televisa detalló que todo se dio  porque Luis Miguel consumió cocaína minutos antes, ya que se encontraba bajo los efectos del alcohol,  por   pasar una larga noche de fiesta con el artista Alejandro Fernández.

El medio mexicano también detalló que Luis Miguel sufrió una crisis tras el incidente y ocupó oxígeno, pues no podía ni mantenerse en pie.

Según varios compañeros de giras del cantante,  este sufre depresión por no encontrar su madre tras tantos años de búsqueda.