Redacción- En los primeros 10 meses del año, 115 conductores cometieron la imprudencia de viajar a más de 120 km por hora, lo que implicó una multa de ¢306.448.70 y acumularon 6 puntos en la licencia.

Además, hay que sumar  2.028 sanciones hacía conductores que superaron en 40 km el límite máximo de velocidad. A manera de ejemplo, en una zona de 70 km/h, un vehículo viajaba por encima de los 110 km/h, citó  Mario Calderón, Director de la Policía de Tránsito.

Estas personas se hicieron acreedoras de una multa de ¢207.088.20 y acumularon 4 puntos en su licencia. Otras 1.580 personas sobrepasaron en 30 km el límite máximo (¢103.544.10 de multa) mientras que 1.486 superaron al menos en 20 km/h el límite máximo de velocidad permitido (¢51.249.10).

Estas multas, junto al exceso de velocidad en zona escolar (25 casos) suman 5.234 sanciones. Para Calderón, abusar de la velocidad en un lugar donde están cruzando niños es repudiable, ya que un conductor que abusa de la velocidad en alguna carretera, quizás de madrugada, tiene un alto riesgo de morir él, aunque no necesariamente involucra a terceros inocentes