Redacción – El Fenómeno del Niño le ha pasado la factura a los habitantes de las fronteras entre Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay.

Un total de 160 mil personas fueron evacuadas a raíz de las fuertes inundaciones que han afectado los lugares, causadas por el desbordamiento de los ríos limítrofes.

Cuatro personas murieron aplastadas por la caída de árboles y la capital, Asunción, quedo sin electricidad temporalmente.

Otras dos personas fallecieron y unas 13.500 personas fueron evacuadas en al menos tres provincias del noreste de la Argentina, principalmente por la crecida del río Uruguay, que colinda con el país homónimo, según los últimos reportes de las autoridades.

La provincia agroindustrial de Entre Ríos es la más afectada con unas 10.000 personas desplazadas de sus hogares, la mayoría en Concordia, una ciudad de 170.000 habitantes a orillas del río Uruguay.

Por su parte, hay pronósticos de posibles precipitaciones para mañana y el miércoles. Ante los malos augurios meteorológicos, muchos vecinos que por ahora están a salvo de la crecida empezaron a trasladar muebles y electrodomésticos por el temor de que la inundación se agudice.

Los efectos del fenómeno meteorológico El Niño -resultante de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacifico ecuatorial- son uno de los más severos desde 1950 y podrían continuar hasta el primer trimestre de 2016, según predijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la ONU en noviembre pasado.