Redacción- La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), rechazó el alza en las tarifas del tren que pretendía cobrar el Instituto Nacional de Ferrocarriles (INCOFER) debido a que no aportó estados financiero auditados.

El INCOFER pretendía establecer una tarifa única para el recorrido entre Río Segundo de Alajuela y la Basílica de Los Ángeles en Cartago, así como de la Estación de Belén a la Estación del Atlántico por lo que pidió ¢610 el pasaje.

La Ley Orgánica del INCOFER, establece la obligación de la Institución de contar con estados financieros auditados externamente, de forma anual, indicando explícitamente que se debe “realizar el auditoraje anual de la contabilidad e informar al Consejo Directivo de la situación financiera y contable del Instituto”.

Los estados financieros auditados reflejan la situación financiera actual de la Institución, por lo cual es claro que no se trata de cumplir con un requisito menor, sino que se trata de contar con información financiera actualizada cuya razonabilidad haya sido auditada y certificada.

Al respecto el INCOFER, en una nota enviada a la ARESEP, señaló que “en este sentido, se le informa que se giró la instrucción a la Administración para que se proceda con la contratación de una firma auditora, para que los estados financieros sean auditados externamente, los cuales serán presentados en el momento en que se cuente con ellos”.