Redacción – El Barcelona perdonó y cedió empate ante un Valencia que con un gol a falta de cinco minutos para el final del encuentro le puso emoción a la Liga.

Los catalanes, que se pusieron arriba al minuto 58 por intermedio del goleador uruguayo, Luis Suárez, que anotó de manera muy polémica ya que previo al gol se pide una falta por un pisotón de Suárez sobre un jugador valenciano.

El partido fue intenso de principio a fin y el Valencia supo plantarle la cara que no pudo el Real Madrid, tanto así, que ya en el anochecer del encuentro, a falta de tan sólo cinco minuto para que se acabara el tiempo regular de juego, el delantero del Valencia, Santi Mina, que luego de una excelente jugada de Alcácer mato a un Claudio Bravo que nada pudo hacer.

Entre grandes jugadas de ambos equipos con muchas oportunidades en los dos marcos, el encuentro terminaría empatado, el gol anotado por Mina no dejó que el líder reaccionara.

Con este resultado los blaugranas continúan en la primera posición con 34 puntos, seguidos de cerca por el Atlético de Madrid a solo dos unidades y más abajo en el tercer lugar se encuentra el Real Madrid con 30 puntos.