RedacciónTras un operativo en conjunto entre el Servicio Nacional de Guarda Costas, las autoridades colombianas  y un helicóptero de Estados Unidos,  se logró la intersección de una lancha rápida cargada de cocaína.

La detención se dio cerca de la costa de Limón.  En la embarcación viajaban dos costarricenses de apellidos Guzmán y Villalobos. Además, tres colombianos, ninguno con antecedentes penales.

Las autoridades contabilizaron 350 kilogramos de cocaína. La droga tenía como destino Estados Unidos.

«La acción estuvo a cargo del Servicio Nacional de Guardacostas, luego de recibir una alerta por parte de autoridades colombianas acerca de la posible llegada a costas del Caribe de una lancha sospechosa», detalló el Ministerio de Seguridad Pública.

La Fiscalía solicitará prisión preventiva en las próximas horas contra los cinco sospechosos.