Redacción – Nueva York se encuentra con un récord de calor en los últimos días, mientras en Las Vegas se vive una excepcional nevada.

Los neoyorquinos vieron subir el termómetro hasta los 18,8 grados convirtiendo al 25 de diciembre, como la Navidad más calurosa en la historia en la ciudad.

Un calor que contrasta con el pasado invierno en Nueva York, uno de los más duros de los últimos tiempos.

En contraste, copos de nieve mezclados con lluvia caen en la ciudad de Las Vegas una imagen poco común, que solo fue registrada en 1941, 1988 y 2008.