Redacción- Con el objetivo de promover el respeto de los derechos laborales de las personas migrantes trabajadoras y  las trabajadoras domésticas, el  Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Gobernación y Policía, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO y la Fundación para la Paz y la Democracia, FUNPADEM, lanzaron la campaña «Póngase en los zapatos del otro».

El énfasis de la campaña es cumplimiento del salario mínimo, ya que se ha demostrado ampliamente que su incumplimiento excluye a las personas trabajadoras migrantes de la seguridad social y el respeto a los derechos de las trabajadoras domésticas.

«Las personas trabajadoras migrantes realizan un aporte significativo a la economía del país, por eso el objetivo fundamental de la campaña es velar por el cumplimiento de los derechos humanos laborales de esta población, que son los mismos de los costarricenses», afirmó Harold Villegas, Viceministro de Trabajo.

En  Costa Rica  la población inmigrante representa aproximadamente el 10% de la población total y según la Encuesta Continua de Empleo Al segundo trimestre del 2015 la fuerza de trabajo de origen extranjero en el país está formada por  227.604 personas.

Los sectores en que trabajan principalmente son agricultura 12,25%, construcción 18,20%, hotelería y restaurantes 15%, comercio 8,48%, manufactura 8,51%, otros servicios 8,20% y tienen un promedio de participación total del 9,97%.