San José- Los comentarios difundidos por distintas personalidades nicaragüenses encendieron la polémica en torno al fallo que dictará la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el miércoles.

Desde el año 2011, el primer comentario que generó disconformidad entre las autoridades costarricenses fue lo expresado por Edén Pastora, el comandante encargado del dragado del Río San Juan, donde apuntó que la aplicación Google Maps le daba la razón a Nicaragua en torno a Isla Calero.

Pastora apuntó que la aplicaciones les daba la razón a ellos y era una razón suficiente, sin embargo los voceros de Google, argumentaron que su aplicación no era válida para dirimir conflictos territoriales.

Meses más tarde, fue el jefe de relaciones públicas del ejército nica, Ramón Morales quien denunció en una actividad pública en Managua que sectores extremistas ticos, tenían interés en generar un conflicto armado en la frontera entre ambos países.

Pero quizá, la declaración que más impactó a los costarricenses fue la que provino de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, quien en 2013 aseveró que reclamaría a Guanacaste como territorio nica.

Según Ortega, la provincia de Nicoya se anexó a Costa Rica en una época convulsa, cuando ellos luchaban contra los «yankies»

De momento, ambos gobiernos se comprometieron a acatar lo que señale la CIJ el próximo miércoles.