Redacción – Este martes la Sele jugará a estadio lleno frente a su similar de Nicaragua luego de que las entradas que se pusieron a la venta se agotaran.

Tan solo unas horas después de que se habilitaran las boleterías para la venta de las 3800 entradas disponibles en el Edgardo Baltodano, se acabaron, por lo que el ambientazo en la pampa está confirmado.

La tricolor saltará al terreno de juego encabezada por el que será el capitán este martes, Michael Barrantes, y espera cerrar con broche de oro el año luego de su excelente presentación en los dos primeros juegos eliminatorios.

Los jugadores saben de la importancia del duelo y quieren aprovechar la oportunidad al máximo para intentar ganarse un cupo en la Sele de cara a las eliminatorias que continuarán el próximo año.

“Es importante que el profe habrá el grupo a la competencia, da un mejor nivel al equipo que es regular porque los que venimos les damos la pelea y todo es una competencia sana. He trabajado muy fuerte para esta oportunidad y desde hace mucho tiempo la esperaba por lo que ahora no voy a desaprovecharla”, dijo Marco Madrigal, portero titular del Santos de Guápiles.

La Sele jugará a ser las 6:00 de la tarde, por lo que los nacionales ya se encuentran en la ciudad blanca hospedados en el hotel Mangroove.