Redacción- La suma de ¢45 mil millones sería el hueco fiscal que se generaría el próximo año,  al no darse la recaudación del impuesto a las Personas Jurídicas, para evitar esto, el Gobierno presentó ante la corriente legislativa el Proyecto de Ley del Impuesto a la Personas Jurídicas, expediente legislativo número 19.818.

Estos dineros se invierten, en un 95% por  el Ministerio de Seguridad Pública, en programas de lucha contra la delincuencia, crimen organizado y seguridad ciudadana. Un 5% se transfieren a programas de la Dirección General de Adaptación Social.

Por esta razón, los Ministerios de Justicia, Hacienda, Seguridad y Presidencia se unieron con el fin de poder recaudar el impuesto a partir de lo que se disponga la entrada en vigencia de esta ley.

En el año 2012, la Sala Constitucional declaró parcialmente con lugar una acción de inconstitucionalidad contra la Ley Nº9024, Creación de Impuestos a Personas Jurídicas, por determinar la existencia de un vicio esencial en el procedimiento legislativo. Esto debido a que el proyecto aprobado como ley, tuvo modificaciones esenciales que no fueron publicitadas.

De esta manera, la Sala anuló los artículos 1, 3 y 5 de dicha ley y dispuso graduar en el tiempo la declaratoria de inconstitucional de manera que tuviera un efecto prospectivo que se iniciara a partir del periodo fiscal 2016.

Para el Ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, es de suma importancia tener una nueva Ley que suministre los fondos y que sustituya los que ya existían.