San José – El diputado del Partido Unidad Social Cristiana, Gerardo Vargas Rojas, denunció que el gobierno presentó ante la conferencia sobre cambio climático COP21 en París, un proyecto que será obligatorio pero que no ha sido discutido con sectores sociales y productivos.

De acuerdo con el legislador, el plan del gobierno obligatorio involucrará gastos de parte de todos los sectores para acoplarse a nuevas políticas con energías alternativas; sin embargo, no se le tomó parte a ninguno de ellos.

«Sea lo que sea que el actual Gobierno esté presentando ante la COP21 en París en estos días, comprometerá al Estado y a la Sociedad Costarricense por los próximos 80 años y, sin embargo, ¿quién conoce lo que la «Contribución Nacional Determinada» dice? Un plan de esta trascendencia no puede hacerse entre burócratas, tiene que ser el resultado de una amplia consulta a todos los sectores. No es una cuestión de agenda ambiental, es una cuestión del modelo de desarrollo nacional», señaló el diputado socialcristiano.

El diputado tiene serie dudas sobre el papel que jugarán dentro de esta propuesta los industriales, agricultores, ganaderos y transportistas para convenir con ellos metas, métodos y calendarios de descarbonización de sus actividades productivas.

Para el legislador es completamente necesario que se les haya tomado parte a sectores sociales y productivos.

CÁMARAS REACCIONAN

Varias cámaras de sectores productivos y empresariales han reaccionado sobre esta iniciativa del gobierno.

Tal es el caso de la Cámara de Agricultores de Costa Rica, entidad que concuerda completamente con la denuncia que hace el legislador.

Juan Rafael Lizano, presidente de esa cámara, criticó que el gobierno no tome en cuenta al sector agricultor, pues es uno de los principales afectados, a raíz de que deberán migrar a otros insecticidas menos contaminantes y que pueden resultar más costosos.

“Estoy completamente de acuerdo con el diputado Gerardo Vargas. El gobierno no nos ha llamado para discutir sobre ese proyecto. Se fueron a presentar eso a París y los sectores no sabemos absolutamente nada”, dijo Lizano.

Por su parte, la Cámara de Transportes de Costa Rica ha mostrado apertura con el gobierno para reducir la emisión de gases y así cumplir con los planes futuros; sin embargo, tampoco ha sido considerada para el plan que presentó el gobierno.

«El sector como tal ha venido desde hace años haciendo esfuerzos en este sentido. Nosotros acabamos de firmar un contrato de renovación de concesiones y estamos apostando por nuevas tecnologías, pero esto requiere un compromiso del gobierno de formular correctamente las políticas para así dirigir bien las inversiones, por ello la importancia de considerar a los sectores», comentó Silvia Bolaños, Directora Ejecutiva de la Cámara de Transportes.