Redacción- La modelo costarricense Adriana Corella fue detenida por las autoridades nicaragüenses por –supuestamente- conformar una banda de tráfico de cocaína  regional junto su esposo.

En medio operativo,  el marido de Corella se suicidio, cuando estaban cercados por los policías nicaragüenses, confirmó el medio Nuevo Diario.

El hombre también costarricense y de apellido Pereira se habría estableció en ese país tras varios problemas personales que enfrentaba en Costa Rica.

Las autoridades confirmaron que la banda se le incautaron cabezales,  246 paquetes de cocaína y poco más de 871 mil dólares.