Redacción – Las semifinales del campeonato serán de todo o nada para Limón FC, tienen todo por ganar y nada que perder y su técnico, Horacio Esquivel ve a su equipo con mucha fuerza de cara a las instancias finales.

Como revelación del torneo, los caribeños hicieron todos los méritos necesarios para seguir soñando, ya cumplieron un objetivo, meterse en semifinales y ahora ¿por qué no? Una gran final.

Aunque les costó el juego en Pérez Zeledón, los limonenses lograron remontar en los minutos finales y todo fue alegría en las filas caribeñas.

“Es normal que estos partidos se tornen difíciles, primero porque los muchachos son humanos y toda la temporada hemos pasado por situaciones difíciles”, dijo Esquivel luego de lograr el pase en Pérez Zeledón.

Con las semifinales encima, el timonel limonense rescata la actitud de los jugadores durante el torneo y califica al equipo más como una familia que otra cosa.