-San José- En las últimas semanas, los usuarios del tren se vieron afectados por una serie de incidentes que sacaron a las unidades de servicio.

El último hecho se registró la tarde del martes cuando 2 unidades colisionaron en la zona de Montes de Oca y estuvo antecedido por el descarrilamiento de un tren, el pasado 30 de noviembre.

Ante las recientes fallas, el Presidente Luis Guillermo Solís apuntó a que podría tratarse de sabotaje e incluso también le achacó los inconvenientes a la falta de mantenimiento de los trenes.

Para el jueves, el Presidente Ejecutivo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER), Guillermo Santana, comparecerá ante los diputados de la comisión de ingreso y gasto público por el pago de una asesoría.

Los legisladores, criticaron la inversión de $300 mil dólares para un estudio acerca del servicio del tren, cuando existen otros anteriores realizado bajo el mismo objetivo.