Redacción- Lograr el equilibrio entre los principios ambientales y de producción sostenible. No permitir la pesca de arrastre indiscriminada. Cumplir con los alcances de la resolución emitida por la Sala Constitucional de setiembre del 2013 en la cual indicaba no dar permisos hasta que no existiera una ley y tecnología adecuada.

Estos son los principios básicos y consensuados de un proyecto de ley que se presenta ante la Asamblea Legislativa para la pesca sostenible del camarón.  Esta propuesta es el  resultado de un proceso participativo con sectores productivos, académicos, políticos, institucionales y con el acompañamiento de la Defensoría de los Habitantes.

En la sentencia, la Sala Constitucional, ordenó al Instituto de Pesca y Acuicultura (Incopesca) no otorgar más permisos para la pesca de camarón con redes de arrastre de fondo, hasta que se lograra una ley y una tecnología que asegurara la sostenibilidad de la práctica.

El proyecto es el resultado de un proceso participativo de más de seis meses, en el que los sectores productivo, académico e institucional se reunieron para presentar una propuesta en la que se observaran los principios ambientales, económicos y sociales.

El texto que se someterá a consideración de los diputados contiene 14 artículos, con un capítulo de alcances en el que se fijan fines y principios, otro de evaluación e investigación en el que se definen los procesos de evaluación científica, académica y social para la actividad y el otorgamiento de licencias, y un capítulo de disposiciones finales.

1 COMENTARIO

  1. Mentiras tras mentiras, la pesca de arrastre no puede ser equilibrada. No hay estudios científicos a nivel mundial que respalden esta afirmación. Por su forma de pescar, las tablas erosionan el suelo marino, matando las especies residentes, además de que depredan la fauna de acompañamiento. Investiguen con la FAO si es verídica la afirmación de que la pesca por arrastre es equilibrada. Pidan que se pronuncien las universidades sobre la forma de depredación equilibrada que predica este gobierno. Las personas que rigen el destino de Incopesca son ignorantes del tema, o bien están defendiendo los intereses de los armadores de los barcos de arrastre, ellos no están pensando en el equilibrio ecológico que permita la renovación de las especies en peligro, Otro dato más, los países que más exportan camarón lo hacen basados en el cultivo en granjas reproductoras y no en base a una flota camaronera. Estamos resintiendo la falta de ictiólogos para estos menesteres. Ya basta de improvisación en el sector pesquero, necesitamos especialistas que guíen los destinos de la pesca en el país.

Comments are closed.