Redacción – Sin importarle las presiones por parte de autoridades y organizaciones mundiales, Qatar no ha hecho casi nada por mejorar las condiciones laborales de inmigrantes que trabajan en las obras del mundial 2022.

Los abusos que se han presentado por las condiciones de trabajo deplorables en las que miles de inmigrantes preparan las infraestructuras de la próxima cita mundialista han generado reacciones de diversas organizaciones, en esta oportunidad la Amnistía Internacional (organización no gubernamental que trabaja para que los derechos humanos) señaló de deshonra la ausencia de reformas reales por parte del gobierno qatarí y la FIFA.

La Amnistía apeló a la FIFA y a patrocinadores del mundial para que se ejerza presión y así se obtengan avances en el tema de derechos laborales antes de que sea muy tarde.

Qatar anunció su intención de modificar el controvertido sistema llamado “Kafala” en octubre, método que impide a un trabajador abandonar el país o cambiar de ocupación sin el acuerdo con su jefe. Pero las autoridades no indicaron cuándo serían efectivos los cambios.

Para noviembre el gobierno de Qatar estableció un nuevo medio de protección a los salarios, esto con el fin de asegurar que los trabajadores extranjeros – provenientes en su mayoría del sur de Asia – recibirán su pago a tiempo.