San José – Esta tarde los diputados aprobaron en segundo debate el nuevo Código Procesal Civil, el cual estaba en discusión en el Congreso desde hace 15 años.

El principal objetivo de este proyecto de ley es incluir la oralidad en los juicios, es decir, la potestad de un juez de llamar a audiencia al mismo tiempo a las dos partes involucradas.

Ello permitiría que los juicios civiles duren de 7  a 1,5 años, por lo tanto, agilizaría el sistema judicial costarricense.

El diputado del Partido Alianza Demócrata Cristiana de Cartago, Mario Redondo, destacó que este código responde a la demanda de los costarricenses de agilizar los procesos.

MODERNIZACIÓN DE JUSTICIA CIVIL

El nuevo Código Procesal Civil representa una modernización para la justicia en materia civil en el país, de acuerdo con Adriana Orocú, presidenta la Asociación de Judicatura Costarricense.

Asimismo, Orocú destacó que el Código es un precedente para que las demás materias se modernicen, pues como este incluye la oralidad en los juicios permite agilizar el proceso, lo cual no se da en los demás tipos de procesos.

Los juicios civiles son aquellos donde no interviene una institución pública, es decir, los que no son ni contenciosos, laborales ni de familia.

«Son todo lo que no es penal ni contencioso. Va a ser un código de referencia para todas las demás materias», dijo Orocú.

Los juicios civiles se dan en conflictos relacionados con  resoluciones de contratos, protección al consumidor, propiedad intelectual, inquilinato, entre otros.