San José – «Es una situación dramática la que se vive en Venezuela. Nos encontramos con un pueblo atemorizado, un régimen amenazante y los medios de comunicación tomados por el gobierno», dijo el diputado de la Unidad Social Cristiana, Gerardo Vargas, quien estuvo en Venezuela el domingo anterior.

Cuatro diputados del PUSC estuvieron representando a la Organización Demócrata de las Américas (ODCA) el domingo anterior en Venezuela en el proceso de las elecciones parlamentarias, donde la oposición obtuvo la mayoría con 112 escaños.

Allí, según denunciaron los legisladores, se encontraron con un panorama político, social y económico «que no queremos ver nunca en Costa Rica», de acuerdo con el diputado William Alvarado.

Los legisladores denunciaron que efectivamente hubo fraude en Venezuela. Un ejemplo de ello, según afirmaron, fue el orden de las papeletas y la anulación involuntaria del voto.

Luis Vásquez, diputado de la fracción socialcristiana, afirmó que en la papeleta habían 34 banderas, de las cuales 33 eran de partidos oficialistas y uno de oposición, el cual colocaron a lo último de la papeleta.

Como si fuera poco, Vásquez afirmó, que además de colocar la bandera del partido Unidad (el de oposición) a lo último, colocaron a la par de ella las banderas de los partidos oficialistas que llevaban el mismo nombre (Unidad) para confundir a los votantes.

«Hubo partidos que el gobierno creó para confundir a los ciudadanos. Sólo había un partido de oposición de 34», dijo el legislador Luis Vásquez.

 

Por otra parte, los diputados confirmaron la crisis económica que el país enfrenta. Según dijeron, se necesitan 25 billetes de la denominación más alta (100 bolívares) para poder comprar una bebida gaseosa, entre otras situaciones.